Cómo dejar de tomar alcohol (sin sacrificar tu vida social)

Si has pensado en dejar de tomar alcohol pero no sabes ni por dónde empezar, sigue estos tips.

Siempre fui muy fiestera, siento que es algo que simplemente tengo dentro de mí. Pero a partir de la primera vez que me puse malita de alcohol a los 14 años tomando “muppets” en una fiesta de 15 años random a la que me invitaron, se me hizo muy fácil pasar por la carrera de derecho haciéndole honor al dicho de que los abogados son bien pedos, y acabar tronando con un exnovio que literal es alcohólico. En tus veintes es muy fácil aceptar que así es la manera en la que todo el mundo quiere socializar y que tú sólo estás jugando el juego.

Probablemente sea madurez adquirida, pero llega un momento en la vida en el que amanecer exhausta todos los sábados y domingos (o jueves y viernes también) de repente deja de sonar tan atractivo. Si la pregunta “¿dónde desapareció el fin de semana?” suena igual de fuerte en tu cabeza que “¿otra vez vamos a salir?”, este post es para ti.

Como parte del ciclo natural de la vida, te empiezas a dar cuenta de que tomar es muy divertido pero que también es cosa seria: el alcohol sí engorda, las decisiones que tomas cuando estás borracha rara vez ayudan, que se contrapone con tus objetivos de salud, empiezas a tener otras prioridades/pendientes además de estar crudo todo el fin de semana, y encima de todo, todos tenemos a un conocido realmente alcohólico que tiró su futuro por andar de fiesta.

No estoy diciendo que nunca tome, pero definitivamente tomo mucho menos que antes y lo hago de manera mucho más selectiva, ya que mi vida, cuerpo y salud se han vuelto prioridad. Pero puedo entender que cuando apenas llegas a ese momento, lo más preocupante es tu vida social. Seguro te preguntas cómo vas a lograr dejar de tomar sin volverte en unos años la crazy cat lady cuyo único plan es visitar a sus sobrinos el domingo. Pero te lo digo, definitivamente es posible dejar de tomar alcohol y salir siguiendo uno o todos los tips que te dejo aquí:

1. Haz como si nada.

Así tal cual, si no estás lista para decirle adiós a tu vida nocturna pues simplemente sigue saliendo con tus amigos, no tomes alcohol y acaba a las 6 am si quieres. Pero cuando te despiertes a mediodía sin cruda, todo esto va a tener sentido. Te vas a poder levantar y hacer todos los pendientes que tengas y podrás convivir con otros como ser humano y no como trapo. Vas a poder hasta hacer ejercicio y comer saludable sin cuestionártelo. Seguramente te preguntas cómo se puede salir sin tomar, lo cual me lleva a lo siguiente…

2. Finge sin control.

Decirle al amigo pedo que hoy no quieres tomar es como tratar de hablar con la señorita de Banamex que te llama para venderte un nuevo seguro: no entienden que no quieres y punto. Una buena táctica es pedir un agua mineral con tantito limón y convivir como si estuvieras tomando alcohol. La realidad es que después de la 1 am la gente deja de preguntarte que estas tomando y brindan contigo sin control. No sientas que a fuerza necesitas unos drinks para relajarte, eso es una máscara que te inventaste, mejor trabaja en tu seguridad.

3. Cuéntales.

Si de plano te insisten en que “aunque sea sólo te tomes un shot”, cuéntales que no es que seas una monja que odia la fiesta, sólo que hoy no estás tomando porque ya tomaste suficiente para toda una vida. Puedes hasta compartirles tus nuevos objetivos, capaz que se inspiran: es que voy a entrenar para un maratón, estoy bajando de peso, quiero mejorar mi salud y bienestar… ¡todos son objetivos muy válidos! Todo el mundo prefiere a un pecador reformado que a un puritano que no disfruta la vida. Eres una persona que disfruta de tomar, simplemente no lo quieres hacer en ese momento porque tienes otros planes en mente.

4. Propón otros planes.

Me di cuenta que normalmente el plan se reduce siempre a salir hasta morir porque nadie propone otros planes y todos tenemos ansiedad por hacer algo. Pero si tú tomas la iniciativa y les propones algo, resuelves el problema. No estoy diciendo que te vuelvas abuela y reduzcas tu diversión a salir siempre al cine, pero sí puedes buscar alternativas increíbles de noche como ir al Microteatro y después cenar en un lugar trendy, o buscar otras actividades increíbles de día como ir al Nevado de Toluca o hasta salir a comer y a una nueva expo en alguna galería, planes que te agoten o te diviertan tanto que sientas que hoy sí es aceptable no salir. Las opciones son interminables y no tienen que ser el mega plan. El solo hecho de organizarlo te va a quitar la ansiedad de que tienes que salir por hacer algo.

5. Convive con otros amigos.

Las personas tóxicas son igual de nocivas que los hábitos tóxicos. Si tus amigos de plano no te apoyan, a lo mejor deberías de considerar si tienes algo en común con ellos además de tomar. Si la respuesta es no, es hora de buscarte otros amigos que te alimenten los buenos hábitos y dejar a estos amigos para cuando sí quieras salir. Si la respuesta es sí, regresa al punto 4 e invítalos a hacer otras actividades que tengan en común.

2017-10-25T21:01:21+00:00

About the Author:

Abogada-by-day, wellness-architect-by-night. Fan de practicar una fusión de bienestar, salud holística, cultura, ejercicio y moda, accesible y real para todos. Anti bumper-stickers de autoayuda pseudoaspiracional. Cofundadora de Ginger, la primera app de servicios de nutrición 1:1 con el coach de tu elección creada para ayudarte a tener una vida más sana, ¡fácil y padre!